San Fernando del Valle de Catamarca

Dirección Provincial de Planificación.                                           Equipo IDECAT, Infraestructura de Datos Espaciales Catamarca.

Personalidades Catamarqueñas

Visto: 6181

PERSONALIDADES CATAMARQUEÑAS

 

Alfredo Pereyra

Alfredo Pereyra

El reconocido publicista y dirigente nació el 28 de noviembre de 1943 en esta ciudad. En el año 1968 da sus primeros pasos como creativo de Tesis Publicitaria y en 1978 se identifica con Sagitario Producciones. Por ser poseedor de un gran talento para el desarrollo de ventas y la prestación de servicios en la creación y distribución de campañas publicitarias, su especial comunicación sobre la elaboración de ideas y solución de problemas en el medio publicitario, en el año 1978 y hasta el año 1986 fue elegido presidente de la Asociación Catamarqueña de Agencias de Publicidad. Lúcido, activo, inquieto, trabajador incansable, su pasión por el trabajo y el progreso de la sociedad lo llevó a intervenir en ámbitos nacionales e internacionales. Fue creador del evento local “Los Personajes del Año”, que premia a las personas representativas y destacadas de Catamarca (1986). Fue Delegado en 1º CIBAN (Congreso de Publicidad de las Naciones Iberoamericanas), en el FIAP (Festival Iberoamericano de Publicidad), San Pablo, Brasil, año 1979 y delegado internacional en representación de la Argentina en el 27º World Congreso de la IAA DURBAN, República de Sudáfrica, 1980. Pereyra falleció el 30 de octubre de 2009.
Prof. Oscar “Piriqui” Pérez

Prof. Oscar “Piriqui” Pérez

Nació el 2 de abril de 1944 en esta provincia, fue el cuarto de siete hijos, cursó sus estudios primarios en la Escuela Mariano Moreno y los secundarios en el Colegio Nacional Fidel Mardoqueo Castro, y que “fue un hacedor de la cultura, a través del folclore”, ya que siendo adolescente manifestó su inclinación por las danzas folclóricas argentinas. A los 18 años recibió su título de Prof. en Folclore en el Conservatorio ‘Mario Zambonini’, y en el año 1963 creó la Primera Escuela de Folclore Catamarca y luego viajó por el interior de nuestra provincia, Belén, Santa María, Tinogasta, donde participó en festivales, mostrando la vestimenta de gaucho, que caracterizaba la indumentaria de Don Felipe Varela”. Finalmente, se desempeñó como Prof. de Folklore en la Escuela Provincial de Danzas, en el Instituto de Educación Física, y en el PAMI”. Llegó a tener cerca de 800 alumnos en la provincia, Santa María impuso su nombre a una calle de esa ciudad. Murió a los cincuenta años, por una repentina y corta enfermedad el 30 de agosto de 1994.
Dra. Juana Clotilde Vacaroni de Soria

Dra. Juana Clotilde Vacaroni de Soria

Nació un 3 de junio de 1916 en Catamarca Desarrolló una actividad legislativa en beneficio de la sociedad catamarqueña, y una constante lucha por una sociedad más justa.. Obtuvo el título de Maestra Normal Nacional en 1932, en la Escuela Clara J. Armstrong. En 1934 obtuvo el título de Abogada Algunos cargos desempeñados en la provincia: Asesora del Ministerio de Hacienda y Gobierno (1938) Defensora General de Poder Judicial (1946) Jueza Civil y Comercial de Primera Instancia (1949) Miembro de la Corte de Justicia provincial (1956-1984) Diputada provincial (1998-2001/2001-2005) Reconocimientos: Por su “Actividad Legislativa desarrollada en beneficio de la Sociedad Catamarqueña” (Colegio de Abogados-2003) Por su “Trayectoria e incansable trabajo en la Vida Institucional de la Provincia” (Gobernador Eduardo Brizuela del Moral-2006).
Bioquímico Abram Lejtman

Bioquímico Abram Lejtman

El recordado Dr. Abraham Lejtman nació en Curuzú Cuatiá, provincia de Corrientes, catamarqueño por adopción, sirvió a nuestra Ciudad con una conducta comprometida y reconocida por toda la sociedad debido a su permanente vocación Tuvo destacadas participaciones en el Club de Leones, en la Universidad Nacional de Catamarca y en el Colegio de Bioquímicos, del cual fue su Presidente. Las características de su persona fueron reconocidas en nuestra provincia a través de diferentes distinciones, entre las que se destacan “Personaje del Año” por su labor altruista y por su condición de profesional exitoso; fue declarado Ciudadano Ilustre de la Provincia de Catamarca por Ley Provincial Nº 4731 sancionada el día 19 de Noviembre del 1.992 y Ciudadano Ilustre Post Mortem de la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca mediante Ordenanza Nº 4236/07, sancionada el día 7 de junio de 2007, se lo reconoce además, como el responsable de traer la señal de canal 12 de Córdoba; y de haber trabajado por la forestación de la ciudad y por impulsar la actividad del Club de Leones.
Prof. Arnaldo Raúl Molina

Prof. Arnaldo Raúl Molina

Nació en la ciudad de San Femando del Valle de Catamarca el 28 de julio de 1935. Es profesor de Filosofía y Pedagogía egresado del Instituto del Profesorado de Catamarca y Post Grado de Filosofía en la Universidad Nacional de Tucumán. Ejerció la docencia en los niveles primario, medio y superior durante cuarenta años en escuelas de las provincias de Catamarca y de Tucumán. Cumplió, entre otras funciones públicas, la de Secretario del Consejo Deliberante de la Ciudad de Catamarca; Rector de la Escuela Superior del Magisterio de Aguilares de la Provincia de tucumán; Supervisor de Enseñanza Media y Superior, Director Normalizador de la Escuela del Servicio Social de esa provincia; Delegado a Asamblea del Consejo Federal de Educación por la misma, y Asesor de la Cámara de Diputados de Catamarca. Fue, además, Director del Teatro Municipal de Ciudad Alberdi y Concepción, Vocal del Consejo Provincial de Cultura de Tucumán por la rama Teatro; Presidente del Club de Leones de Concepción (Tucumán.) y del Rotary Club Catamarca Valle. Colaborador de la Revista del Consejo de Educación de Tucumán, de los diarios La Gaceta, La Unión y El Ancasti. Se destaca también como escritor habiendo publicado la novela "De un sueño lejano y bello". Primera Edición, Facultad de Humanidades de la U.N.Ca. -Catamarca 1999,- Segunda Edición, Editorial El Liberal Santiago del Estero, 2000.
Prof. José Horacio Monayar

Prof. José Horacio Monayar

Nació el 1º de julio de 1924, en la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca. Profesor de Letras, egresado del Instituto Nacional del Profesorado de Catamarca en el año 1948. Cuenta con una extensa y destacada trayectoria como docente en los diferentes niveles de enseñanza, incluyendo la universitaria. En este último ámbito, se desempeñó como Profesor de las cátedras de Literatura Española I, II y III en la Universidad Nacional de Catamarca. En el año 1991 fue nombrado Profesor Extraordinario Consulto e Investigador de esta Casa de Altos Estudios, cargo que tuvo hasta retirarse de su actividad en el año 2002. Asimismo, se destaca la pasión del Profesor Monayar por el teatro. Fue actor, director y dramaturgo de una calidad excepcional, lo que le valió la consagración de varios premios desde muy joven. Por su capacidad incuestionable, ocupó también diversos cargos públicos: director de Cultura de la Provincia de Catamarca durante (1971-1973); en dos oportunidades, presidente de la Sociedad Argentina de Escritores, Filial Catamarca; delegado del Foro Nacional de las Artes y Secretario General de la Sociedad Argentina de Letras, Artes y Ciencias de Catamarca (SALAC). Monayar es un ícono de la dramaturgia catamarqueña. Entre sus obras dramáticas editadas, por las que obtuvo reiterados galardones, podemos mencionar: El Arisco, María Patrón: “La Ollera”; Cantata a la Tierra; Sara Ledesma: “La primera suicida”; Teléfora Castillo: “Destino de hacha y monte”; Lucas Vega: “Hombre de soledad”. Entre sus obras inéditas estrenadas merecen destacarse Ángulo Para un Solo Amor, Rechiflados de Verano y Chau Siglo XX, como así también, su última obra publicada, El tango: “Caricaturas y Remembranzas”. En 1945, fue premiado como mejor actor por el Ministerio de Cultura de la Nación por su actuación en “El Avaro”, de Moliere. En el año 2003, luego de que el Profesor Monayar recibiera la distinción en Mendoza “La Trayectoria del Teatro del NOA”, la gobernación de la Provincia de Catamarca, a través del Sr. Gobernador Dr. Oscar Castillo, procedió a entregarle una Distinción Especial en el Salón de Acuerdos Fray Mamerto Esquiú Su nombre se impuso a la Sala no Convencional para Espectáculos del Teatro del Sur
Lic. Armando Raúl Bazán

Lic. Armando Raúl Bazán

Historiador, Investigador de nombradía y autor de numerosas obras, identificado con la ciencia histórica regional y nacional. Además, protagonista de un rol significativo a través del cumplimiento de variadas funciones sociales y culturales, tales como: Miembro de Número de la Academia Nacional de la Historia, fundador y director del Centro de Investigaciones Históricas del N.O.A., Presidente de la Junta de Estudios Históricos de Catamarca y actualmente integrante del directorio del CONICET , Profesor titular de la cátedra Historia del Noroeste Argentino, incorporada al plan de estudios de la Licenciatura en Historia en la Facultad de Humanidades de nuestra Universidad y Director académico de la Maestría en Historia Regional Argentina en la UNCa. Autor de numerosos libros como “Historia del Noroeste argentino”, “Historia de La Rioja”, “Historia de Catamarca”, “Las bases sociales de la montonera”, “La cultura del NOA”, “Esquiú, Apóstol y Ciudadano”, donde realiza una magistral revisión del Sermón que dio protagonismo nacional y trascendencia histórica al ilustre franciscano, entre otras muchas obras de gran significación para la historiografía nacional. Consultado permanentemente, recorrió el país dando a conocer "El pensamiento político de Fray M. Esquiú", y es también un calificado y ferviente impulsor de la causa de beatificación del religioso piedrablanqueño.
Lic. Miriam Leonor Constant

Lic. Miriam Leonor Constant

Nace en Catamarca, Argentina, el 03 de Septiembre de 1961. Entre 1976 y 1980 asistió a la Escuela de Artes Plásticas «Mtro. Roberto Gray» de Catamarca. En 1981 ingresa a la Escuela de Artes, Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, egresando en 1987 con el título de Licenciada en Pintura, obteniedo MENCION DE HONOR «PREMIO UNIVERSIDAD», máximo galardón que otorga dicha Casa de Altos Estudios. Fue jurado de Concursos de Pintura en 24 oportunidades, y en 1998 en el Salón de San Lorenzo, Santa Fé, Argentina para la «Exposición Internacional Arte Argentino en España», Fuente Vaqueros, Granada, España. En el 2.000 del Salón Nacional del C.F.I.- Desde 1987 dirige y es Docente del Taller Universitario de Bellas Artes, Universidad Nacional de Catamarca. En dicho Taller obtuvo en 1990 el premio «Esquiú del Arte y la Cultura». Desde Julio de 1992 a Septiembre de 1993 fue Directora del Museo Provincial de Bellas Artes «Laureano Brizuela», Catamarca. Sus obras se encuentran en la pinacoteca de la Escuela de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba, de la Universidad Nacional de Catamarca, pinacotecas particulares en Argentina (Córdoba, Buenos Aires, Tucumán y Catamarca), SUIZA (Wallisellen e Illnau) Venezuela (Mérida y Puerto Ordáz); ESPAÑA (Logroño. Madrid y Motril, Granada), Turquía (Ankara) y Miami, Florida( E.E.U.U.).
Prof.  Héctor del Valle Aparicio

Prof. Héctor del Valle Aparicio

Héctor del Valle Aparicio, profesor de guitarra y también concertista con más de 50 años de trayectoria, fue director durante once años en el Conservatorio. En la decada del ‘60 inauguró ocho fiestas nacionales del Poncho junto a otros grandes artistas. En 2007 además de ser declarado Ciudadano Ilustre de la Provincia por la Municipalidad de la Capital, recibió el reconocimiento de la Legislastura y del Rotary Club. En la actualidad sigue dictando clase de guitarra a jóvenes y adolescentes.
Lic. María Rosa Calás de Clark

Lic. María Rosa Calás de Clark

Escritora. Declarada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca “por su incesante búsqueda de conocimiento y acercamiento hacia la verdad científica”.
Lic. Luis Varela Dalla Lasta

Lic. Luis Varela Dalla Lasta

El licenciado Luis Varela Dalla Lasta nació en esta ciudad el 8 de agosto de 1925; es hijo del artista plástico Luis Varela Lezana y de María Angelita Dalla Lasta. Se inició en la docencia muy joven, fue maestro normal nacional egresado de la Escuela Normal Fray Mamerto Esquiú en 1943, profesor de Historia en 1953 del Instituto Nacional Joaquín V. González de la Capital Federal y luego Licenciado en Historia. Además, fue profesor del Colegio Nacional Fidel Mardoqueo Castro, de la Escuela Normal FME y la Escuela Clara J. Armstrong, entre 1953 y 1968. Catedrático del Departamento Historia de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Catamarca y miembro del Consejo Superior de esa Casa de Estudios (1985-1986). En las elecciones de 1958 fue electo diputado provincial por la UCR, luego fue Ministro de Gobierno, Educación y Salud Pública. Durante ese período dictó la nueva ley de Educación de la Provincia y se sancionó el primer Estatuto Docente Provincial. En 1972, al disolverse la UCR, la agrupación se convirtió en Partido Intransigente, cuya presidencia ejerció hasta 1998. Fue declarado Personaje del Año en 1986 por su accionar destacado como político.
Genoveva Ortiz de la Torres  de Cubas

Genoveva Ortiz de la Torres de Cubas

Dama de la sociedad catamarqueña que se casó con el gobernador José Cubas. En el año 1841 su esposo fue detenido y encerrado en el cabildo, por el Coronel Mariano Maza, jefe de la partida rosista que lo depuso. El militar uruguayo al servicios de Rosas, le exigió a doña Genoveva como rescate, la suma de diez mil pesos que la atribulada dama consiguió implorando casa por casa, pero el Coronel Maza, pretextando que había una moneda falsa, recibió el dinero e hizo que el verdugo llamado “el jetón Lacozque”, un negro paraguayo, lo pasara a degüello y clavara la cabeza en una pica en la plaza principal.
Urbano Girardi

Urbano Girardi

Fue una figura muy importante del Radicalismo catamarqueño. Fue miembro de la Convención Nacional durante los años de la década infame, presidente de la Convención Provincial de la UCR a partir de 1941, etc. Se desempeñó como legislador provincial, manteniendo su lealtad con la línea histórica del radicalismo, inspirada por Hipólito Yrigoyen, lo que unido a su gran prestigio lo llevó a ser elegido Gobernador de Catamarca en 1928. Su gobierno trató de llevar a cabo varias iniciativas de bien público, siendo jaqueado por disidencias con el vicegobernador. El gobierno constitucional fue derribado por la implantación de la dictadura del general Uriburu, siendo usurpado el mando por un tal Pablo Calatayud. Girardi se había desempeñado varios años como gerente del Banco de la Provincia y se dedicó a las labores agropecuarias, integrando las sociedades rurales de Fray Mamerto Esquiú y Valle Viejo. Espíritu progresista y solidario trabajó intensamente para el mejoramiento de la industria de su provincia. Durante la década infame se significó en la lucha contra el fraude más escandaloso, que imperaba en Catamarca. Fue dos veces candidato a gobernador por el radicalismo y elector de presidente y vicepresidente de la Nación. Al fallecer, en su casa de Fray Mamerto Esquiú el 26 de enero de 1945, a los cincuenta y nueve años. Escuelas y calles de su provincia recuerdan su austero y progresista paso por el gobierno de Catamarca.
Laureano Brizuela

Laureano Brizuela

Nació en Catamarca, el 12 de junio de 1891, fue un pintor y fotógrafo. Desde su niñez la vocación por el arte lo llevaron a desarrollar la fotografía artística, que estudió en Santa Fe, con un gran maestro en esa especialidad. Algunas de sus imágenes serían premiadas en certámenes internacionales. En la pintura se inició con el pintor bonaerense Jorge Bermúdez. En Catamarca fue fundador y primer director de la Comisión de Cultura de la Escuela de Bellas Artes, que funcionaba en el edificio que hoy alberga al museo que lleva su nombre. Brizuela desempeñó ad honórem desde su creación hasta su muerte el cargo de director del museo. Fue profesor de dibujo. Su producción le valió un importante premio a "La mejor obra de carácter nacional" y el primer premio en las exposiciones organizadas por el círculo de Rosario en 1920 y 1921, obtuvo diploma de honor en la exposición internacional de Río de Janeiro en los años 1922 y 1923. La Embajada Argentina en los Estados Unidos de América, posee algunas de sus obras. En 1926 expuso por primera vez en el "XVI Salón Nacional de Bellas Artes. A partir de allí pasó a ser un asiduo concurrente del salón nacional, lo que le permitió ingresar en importantes galerías y colecciones privadas. Desde joven se enroló en el Partido Socialista lo que le trajo algún que otro disgusto, porque se desenvolvía en una sociedad conservadora. A pesar de ello jamás claudicó en sus ideales. Fue fundador de la "Liga de Fútbol de Catamarca", y miembro del "Tribunal de Penas". Figuran entre sus óleos: "La chacarita de los Padres", "Otoño en Choya", "Día gris en Pomancillo", este último adquirido por la Comisión Nacional de Bellas Artes en 1938. Otra pintura valiosa es "Capilla del Rosario", inspiración en una de las más importantes reliquias arquitectónicas de la provincia. "Tarde gris" otra de sus obras, muestra la sutileza de las tonalidades propicias de Brizuela, en un paisaje de honda tristeza. Su muerte el 24 de julio de 1951, cierra una existencia de largo y duro bregar por la cultura pública, a la que dedicó considerables esfuerzos en calidad e intensidad, sencillamente ejemplares.
Selva Gigena

Selva Gigena

Su verdadero nombre era Petrona Gigena. Nació el 13 de octubre de 1924, en Coneta, Departamento Capayán, fue cantante y compositora, donde realizó sus primeros estudios. Luego ingresó en el Instituto de Bellas Artes de Tucumán, en el que estudió música. Se presentó por primera vez como cantante en radio LV7 de Tucumán en 1940. Recorre en gira casi todo el país y llega a Buenos Aires en 1948, donde debuta en Radio Belgrano y Radio el Mundo. En Buenos Aires tuvo una destacada actuación en todos los medios de comunicación más importantes, como fue su participación en la inauguración de Canal 13 de TV, con la conducción de Silvio Soldán y Margarita Palacio y también participó en Canal 11 en un programa que se llamó “Todo en nuestro” dirigido por Kike Depiage. En 1967 actuó en su tierra natal en los inicios el Festival del Poncho, regresando en varias oportunidades. De su repertorio se puede contar con 400 composiciones musicales como los famosos valses que aún se recuerdan.
Prof. Raúl Guzmán

Prof. Raúl Guzmán

Artista plástico nacido en el año 1950, en el departamento Andalgalá, Provincia de Catamarca. Desde niño se dedicó al dibujo y a la pintura, a los 11 años obtiene el primer premio en dibujo. Comenzó sus estudios en la Escuela Infantil de Bellas Artes. Realizó mas de medio centenar de exposiciones relevantes, murales diseminados por el país y el mundo y gran número de obras en museos y colecciones privadas. Obtuvo importantes premios como la “Medalla de oro” Policía de Catamarca; diploma de honor otorgado por el Círculo de Supervisores del CONET, Buenos Aires; “Gran Premio de honor” en Xª Convención Nacional de Clubes de Leones en Termas de Fiambalá. Su producción abarca la pintura en caballete, murales y monumentos. Sus obras más destacadas: “El hombre y la serpiente”, “Abrazados”. En el año, fue elegido como Diputado Provincial del FCS.
Ramón S. Cartillo

Ramón S. Cartillo

Nació en Catamarca el 20 de noviembre de 1873, Fueron sus padres Rafael y María B. de Castillo. A los 18 años resolvió dejar su provincia natal para venir a Buenos Aires e iniciar sus estudios en la Facultad de Derecho, donde llegó a ser profesor titular de Derecho Comercial y Decano entre 1923 y 1928. Jurisconsulto de formación académica en la docencia y en el ejercicio de la profesión, alcanzó una brillante carrera judicial en la que empezó como meritorio en 1893 hasta llegar a Camarista en la Cámara de Apelaciones en lo Comercial hasta su retiro en 1918. En política se inició en 1930 en el gobierno provisional del general Uriburu, como interventor en la provincia de Tucumán durante cinco meses. Desde 1932 a 1935 fue senador nacional por Catamarca, y luego fue ministro del Interior, cargo que renunció al aceptar la candidatura a vicepresidente. Con la renuncia del presidente Roberto M. Ortiz por razones de salud, se hace cargo de la presidencia, finalizando el período para el que habían sido elegidos. El presidente Castillo consideraba el fraude como una desviación en el ejercicio de la política. En esto coincidía con el pensamiento del presidente Ortiz, pero con una gran diferencia: para Ortiz el objetivo en el desempeño de la Primera Magistratura era cumplir fielmente con el principio democrático expresado en la Ley Sáenz Peña, mientras que Castillo creía que si un gobierno estaba sólo apoyado por una minoría de votantes tenía que recurrir a esa tipo de maniobras, el fraude, para no perder el poder. Estaba convencido de que era el único camino, pues era un hábito arraigado en todos los partidos políticos. Ortiz decía frecuentemente y refiriéndose a su vicepresidente: "Don Ramón es de Ancasti, y las mulas de Ancasti son las más tercas de Catamarca” Su política internacional durante la Segunda Guerra Mundial, fue la de mantener el país en la neutralidad. A pesar de la oposición de sectores empresarios y de la campaña de la prensa, logró que en septiembre de 1941 se legalizara creación de la Flota Mercante del Estado. A fines de 1942 el organismo explotaba 42 barcos, al servicio de ultramar, autónomo en la jurisdicción del ministerio de Marina, con un personal de 15.000 trabajadores. Castillo compró los barcos de los países beligerantes que estaban en puertos argentinos: dieciséis italianos, cuatro daneses, tres alemanes y tres franceses. En octubre de 1941 disolvió el Concejo Deliberante de la Capital, se agregaba el arreglo de los concejales, recibiendo mensualmente retribuciones por las concesiones a las líneas de colectivos. El autoritarismo de Castillo era cada vez mayor, y al declarar el estado de sitio, en diciembre de 1941, preguntándole algún periodista si el decreto había sido aprobado por la totalidad de los ministros, contestó con picardía provinciana: "Sí, por unanimidad... de uno. O sea yo, que soy quien decide". El 20 de enero de 1943, Chile rompe sus relaciones con el Eje, quedando la Argentina como único país neutral en América. Se decreta la Ley Marcial. En diciembre se disuelven los partidos políticos. El 5 del mismo mes llega al país el presidente del Paraguay, general Morínigo. También en diciembre, se reúnen en Teherán Roosevelt, Churchill y Stalin. El 10 de enero de 1944, un terremoto destruye San Juan a las 20:45 horas. Millares de víctimas: 7.000 muertos y 12.000 heridos. El 26 del mismo mes, Argentina rompía relaciones con el Eje. Se clausuran diarios que hacían propaganda a favor de los regímenes
Ramón Rosa Olmos

Ramón Rosa Olmos

Ramón Rosa Olmos. Fue un hombre con muchas virtudes y pasiones, se lo puede definir como sacerdote, historiador y periodista. Se destacó por reconstruir toda la historia colonial de Catamarca, y luego la contemporánea, referente ineludible de quiénes se interesan por esta temática, hombre de mucha cultura que mereció reconocimiento de diferentes instituciones que hoy llevan su nombre. Nació en Corrientes el 24 de julio de 1910, de igual nombre que su padre, a corta edad fue traído a San Antonio Fray Mamerto Esquiú, dónde realizó sus estudios primarios y secundarios, los estudios superiores los hizo en Catamarca. En 1924 ingresó en el Seminario Conciliar de Catamarca, donde cursó humanidades, filosofía y teología. Concluyó su carrera eclesiástica en 1935. Actuó en la parroquia de Belén (1936) y Santa Rosa (1936 - 1938), en las que fundó las revistas parroquiales “Belén” y “Santa Rosa”, respectivamente. Desde 1938 fue subdirector del diario La Unión, además, fue director del boletín de la Junta de Estudios de Catamarca, y fue coordinador de la revista de Cultura “Árbol”. Desempeñó cátedras de Historia Argentina y de Gramática Castellana en el Seminario Regional de esta ciudad; Historia Argentina, Historia Antigua e Historia de la Cultura Argentina en el Colegio del Carmen y San José; historia de la Cultura Argentina en la Escuela Normal de Maestras “Clara J. Armstrong” y religión en el Colegio Nacional. Ha publicado diversos trabajos de investigación histórica regional, entre ellos: "Pbro. Victoriano Tolosa" (1940), "Reseña Histórica de Ntra. Sra. del Valle" (1941), "Reseña Histórica del Seminario de Catamarca" (1941), "Pbro. Pedro Martín Oviedo y Páez" (1942), "Pbro. Pedro Alejandrino Zenteno" (1943), "R. P. Antonio Larrouy" (1944), "Bibliografía catamarqueña" (1945), "San Martín y Catamarca" ( 1950), "Los orígenes de la imprenta en Catamarca" (l954) "Los comienzos de la evangelización en Catamarca" (1954), "Adán Quiroga, estudio bibliográfico" (1954), "Las bibliotecas catamarqueñas en los siglos XVII, XVIII y XIX" (1945), "La enseñanza para varones en el período hispánico" (l955), "Hombres de Mayo en Catamarca" (1960), "Catamarca y la Revolución de Mayo" (l960), "Tropas catamarqueñas en la Batalla de Tucumán" (1962), "Luis Gabriel Segura Vicario de Catamarca y primer Obispo de Paraná " (1962), y "Benjamín Poucel, un viajero francés que visitó Catamarca a mediados del siglo XIX" (1965).Formó parte de la Junta de Estudios Históricos de Catamarca; de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina; miembro correspondiente de la Academia Nacional de la Historia, de la Junta de Estudios Históricos de Santiago del Estero, de Mendoza, Corrientes y de La Rioja, y del Instituto de Historia de la Universidad Nacional de Tucumán. Entre sus obras mas destacadas se encuentra “Historia de Catamarca”, colaboró con la Historia Argentina Contemporánea, Tomo IV, segunda sección. Participó de varios congresos de Historia, como delegado de la Junta y del Gobierno de Catamarca, presentando trabajos de gran aceptación como por ejemplo “Biografías Catamarqueñas” presentado en un congreso en la provincia de Mendoza. Dejó más de 10.000 libros como legado a la ciudad en la biblioteca popular que hoy lleva su nombre. Falleció el 26 de enero de 1986.
Giménez  Rodolfo Lauro María “POLO”

Giménez Rodolfo Lauro María “POLO”

Poeta, compositor y pianista, nacido en Buenos Aires el 19 de noviembre de 1904, hijo de Enrique Segundo Jiménez, e Isolina Cruz .Siendo niño su familia se traslada a la ciudad de Córdoba, donde cursa sus estudios en el Colegio Salesiano. Entre los años 1924-1928 se establece en la ciudad de Mendoza; de regreso a Córdoba inicia su carrera artística como intérprete de piano en un conjunto de música ciudadana. En 1930 realiza una gira por Catamarca y desde entonces fija su residencia en la capital provincial. Comparte su actividad laboral en la Dirección de Rentas con actuaciones musicales, reuniones de amigos y noches de café y billar. Formó la orquesta “Cóndor”; en 1946 conoce a su entrañable amigo Ramón “Atuto” Mercau Soria .Contrae matrimonio con Delmira Andrada, de quien se separó en 1947, año en que abandonó nuestra provincia para trasladarse a Buenos Aires. Integra numerosas agrupaciones folklóricas y se desempeña como empleado de la Flota Mercante del Estado; forma pareja con Elena Toledo que lo acompañará hasta su muerte. En 1954, junto con su amigo “Atuto ” ingresa como pianista en el conjunto de Edmundo Zaldívar (h) y forma parte del afamado conjunto de música folklórica tradicional “Los Musiqueros del Tiempo I Ñaupa. Escribió su obra maestra “Paisaje de Catamarca” en 1948, mas tarde le puso letra y la incorporó al disco de pasta “Pampa”(1950) compuesto de dos temas: El Humahuaqueño de Zaldívar y Paisaje de Catamarca como complemento. A los 45 días se habían vendido 45.000 discos y la zamba de su autoría, considerada como el “Himno de Catamarca”, había logrado tanto éxito que trascendió a nivel nacional e internacional. En 1950 presenta el álbum musical “Polo Giménez” y sus paisajes Argentinos “. Visitará Catamarca en dos oportunidades: para actuar en el Cine Teatro en 1958 y como invitado en la Fiesta Nacional del Poncho de 1969. El 26 de noviembre de 1969 presenta en Buenos Aires el libro “De este lado del recuerdo” y el sello discográfico Martín Fierro lanza su disco “Polo Giménez y sus 50 años con la música”. En esa oportunidad, cuando recibía el reconocimiento de la comunidad artística y del gobierno provincial, fallece de un paro cardiaco en la casa de Margarita Palacios. Fue el poeta de las cosas simples, representante de la generación de escritores y músicos provincianos que impusieron en el país la canción popular de raíz folklórica nacional; reflejó en sus hermosas letras y música la idiosincrasia, las vivencias y costumbres de las personas del pueblo. Compuso zambas, gatos, actúo como pianista en peñas, conciertos, emisoras radiales, festivales y giras artísticas. Sus obras mas conocidas fueron “Córdoba Linda”, “Del Tiempo i mama”, “Al dejar mis montañas”, “Pinceladas del pago”, “Vaya pá que sepa”, “Volvamos pá Catamarca”. “Según brotan las coplas”, “Zambita del misachico”, “Cántale chango a mi tierra”, “La vida a Catamarca”. Recibió pocos homenajes post morten, solo una calle en la Villa del Portezuelo, y una placa en el primer descanso de la Cuesta del Portezuelo; el 21 de diciembre del año 2009 se inaugura una hostería en la cima del cerro Ancásti que lleva su nombre.
Padre Santiago José del Valle Sonzini

Padre Santiago José del Valle Sonzini

Párroco por 46 años, Monseñor Sonzini nació el 9 de agosto de 1923. Su formación humanística, filosófica y teológica como preparación para el sacerdocio la realizó en el Seminario Regional de Catamarca. Recibió el orden sagrado el 1 de diciembre de 1946. El religioso comenzó su apostolado siendo párroco del departamento Capayán, realizando su labor pastoral en la parroquia de Nuestra Señora de Luján, con sede en Chumbicha, departamento Capayán; y luego en Santa Rosa de Lima, en la ciudad Capital, donde permaneció durante 46 años, desde 1960 a 2006, en que fue nombrado párroco emérito, el 17 de marzo. Fue un sacerdote ejemplar, de trayectoria humana y solidaria, de amor pleno hacia el prójimo, acompañante del sufriente, del pobre, del desvalido. Dueño de una frase que que expresaba: “nadie puede conocer el camino al cielo sin tener el estómago alimentado, se volcó a los que no tienen, a los desposeídos” creando el comedor comunitario para los niños del sector, llamado Mama Achachita, donde compartía un plato de comida y la vida de los pequeños que allí concurrían. En la Asamblea Legislativa del 10 de agosto del año 2000, fue consagrado como “Gobernador Provisorio. Los fieles vieron en él a un sacerdote ejemplar, dedicado totalmente a servir a sus hermanos, como Jesús, el Buen Pastor. Distinción pontificia En 1996, al cumplir las bodas de oro sacerdotales, fue distinguido con el título pontificio de prelado doméstico de Su Santidad Juan Pablo II, quien ese mismo año cumplió sus 50 años de sacerdocio. Con el título recibió el derecho de usar el tratamiento de monseñor.
Pía  Adela Didomenico de Arch

Pía Adela Didomenico de Arch

Docente nacida en Iquique, ciudad chilena que en ese entonces pertenecía a la República del Perú. Huérfana a los 7 años, vino a Catamarca, formándose en la escuela Normal de maestras, de la que egresó en el año 1889. Luego se trasladó a Paraná, donde se especializó en Jardines de Infantes e inició sus actividades de docente en Goya, Corrientes. En 1900 regresa a Catamarca para hacerse cargo de la dirección del primer Jardín de Infantes, anexo de la Escuela Normal de Maestros, designada por decreto del Poder Ejecutivo Nacional firmado por Julio Argentino Roca, por Osvaldo Magnasco, Ministro de Instrucción Pública, de fecha 30 de abril de ese año , por gestión de la directora del establecimiento Manuel Maqueira. Los padres aportaron el mobiliario necesario y la directora del Kindegarte Nacional, Sara C. de Eccleston, envió material didáctico para su funcionamiento. El día 10 de Julio de 1890 el jardincito abre sus puertas con 60 alumnos. Ese mismo Jardín de Infantes, hoy lleva su nombre. Pía Di Domenico colaboró con el periódico “El día” y publicó “Escuela Normal de Niñas”, 1921.
Gral. Octaviano Navarro

Gral. Octaviano Navarro

Se desempeñó como gobernador constitucional entre 1856 y 1859 Ciudadano, estadista y militar catamarqueño miembro de una tradicional familia del medio, hijo del ex gobernador Manuel José Navarro y de doña Javiera Herrera, casado en 1856 con doña Waldina Cano. Su actuación en el escenario político local se inicia a mediados del siglo XIX enrolado en el partido federal. Desempeña los cargos de diputado provincial, gobernador de la provincia en dos periodos completos 1856-1859 y 1873-1876, comandante de armas se destaca como el líder mas importante del federalismo provincial. Su ascendente carrera militar al servicio del Ejército Nacional le permite acceder a los cargos de teniente coronel en 1854 y general en 1868. En 1861, el presidente Derqui lo designa jefe de la 5ta. División del Ejercito del Centro e interventor nacional de Santiago del Estero encargado de sostener al gobierno de la Confederación Argentina en la región noroeste. Luego de Pavón se aleja de la política en 1862 para regresar en 1867 cuándo el presidente Mitre le encarga realizar la campaña militar contra el caudillo Felipe Varela, la intervención nacional a La Rioja y la comandancia en jefe de las fuerzas militares nacionales en Catamarca y La Rioja. Su espíritu progresista e ilustrado, su capacidad militar, su habilidad política, su prestigio popular y compromiso con la provincia lo hacen merecedor del reconocimiento de sus comprovincianos En su segundo mandato proyectó y ejecutó numerosas iniciativas a pesar de sus problemas de salud. Se aprueba el Reglamento de Escuelas, la provincia dona al gobierno nacional el edificio donde funciona el Colegio Nacional, y en 1874 el establecimiento de la Congregación de Nuestra Señora del Huerto permite la fundación de una escuela secundaria para mujeres. El ferrocarril ingresa por primera vez al territorio catamarqueño en mayo de 1875 al inaugurarse la estación Recreo; se instala el telégrafo en la provincia en virtud de la ley de 1872; el gobierno compra tejidos en la compaña para enviarlos a la exposición internacional de Filadelfia. Se adquiere el edificio destinado a los Tribunales y la Legislatura en 1875; se hace la apertura de calles en Valle Viejo; nace el departamento de La Paz en ese mismo año 1875; y las escribanías de registro se instalan en Ancasti y La Paz. Las finanzas y rentas públicas merecen especial atención por lo que organiza el cobro de las rentas fiscales, funda la casa de créditos Banco San Juan. Fomenta la minería y mejora la salubridad de la población.
Monseñor  Bernabé Piedrabuena

Monseñor Bernabé Piedrabuena

El primer obispo de la diócesis fue Monseñor Bernabé Piedrabuena, nacido en Tucumán, el 10 de noviembre de 1864, perteneciente a una prestigiosa familia emparentada con el gobernador de la misma ciudad. Era hijo de Bernabé Piedra Buena y Ángela Mariño. Se recibió de Sacerdote el 31 de marzo de 1886 Cursó sus estudios en Salta donde también dirigió como rector el Colegio Seminario. El día 5 de febrero de 1910, el Papa Pio X, crea, por gestión de Emilio Molina, el Obispado de Catamarca, designó como Obispo a Monseñor Piedra Buena, el 26 de julio del mismo año. Tomó posición del cargo como Obispo el 23 de Noviembre de 1911 casi un año después de la creación de la Diócesis (Bula del Papa San Pio X). Piedrabuena dirigió la diócesis hasta el 28 de Octubre de 1923, para pasar a desempeñar como Administrador Apostólico del Tucumán. Piedrabuena fue el primero en captar las necesidades del pueblo catamarqueño y expresar sus iniciativas a fin de paliar tantas penurias. Durante su desempeño la diócesis contaba ya con 15 parroquias, atendida por un cura vicario. El párroco de la catedral es Cura Rector y Capellán del Santuario. Posee además dos escuelas parroquiales en barrios apartados del centro a las que asistían alumnos de bajos recursos y que sostiene con la ayuda de la nación. En el año 1908 por iniciativa de los Pbro. Villagra, Oviedo y Cisneros, con la aprobación del Obispo del Tucumán, el santuario publica la revista Stella para difundir el culto y la Devoción a la Virgen del Valle, distribuida en todo el país, incluso en América y Europa. Le correspondió a él la celebración de las bodas de plata de la Coronación Pontificia de la Sagrada Imagen, para esa ocasión solicitó a Larrouy, la producción de una Historia de la Virgen del Valle, él mismo se dedicó al relevamiento de toda la información existente, documental y testimonial publicada en 1915. Los actos de celebración tuvieron el brillo y la difusión nunca antes vistos. Su gran preocupación fue la educación de los niños y jóvenes, a pesar de la ley 1420 luchó para que no se apartara la enseña religiosa en las escuelas. Es importante valorar el impulso que le dio a la devoción por la Virgen del Valle. En 1923 es trasladado a Tucumán y desde allí dirigió a la Iglesia de Catamarca como administrador apostólico hasta 1927 .Duró en su cargo trece años.
Margarita Palacio

Margarita Palacio

Se destacó en la música como cantante y compositora folclórica, también incursionó en la gastronomía y se la considera artista de circo. Su tierra natal fue el Departamento de Santa María el 22 de febrero de 1911 donde inició sus primeros estudios. Vivió en Santa María hasta la edad de 13 años cuando se incorporó al elenco del Circo de su padre “Toto”. A los 14 años se casó con Toribio Segundo Palacios, que trabajaba de trapecista, con el que tuvo tres hijos. En el circo se desempeñó como, acróbata ecuestre y actriz. En 1937, abandona el circo, joven, viuda y con tres hijos y se traslada a Tucumán. En el año 1941 se presenta en u concurso en el cual obtiene un premio como actriz de radioteatro en L.V.12 de la misma provincia. De la mano del director artístico de Radio “El Mundo”, Pablo Valle llegó a Buenos Aires, donde se dedica de lleno a la canción folclórica, ingresando como cantante al conjunto Dávila- Paz y en julio de 1945 debutó en Radio “El Mundo”, junto a un nuevo grupo llamado “Los collas”, con el cual realizó numerosas giras, actuando en peñas y principales emisoras del país, siempre acompañada por sus hijos. Con su interesante actuación, pasó a llamarse “La hermosa flor de Catamarca”. Además actuó en radioteatro y en el cine, en el que participó en una película “Pampa Bárbara”, en 1945, “De padre desconocido”, 1949 “Al compás de tu mentira”, 1950, con Pedro Quartocci, Francisco Álvarez y Delfy de Ortega, película de la que también fue autora de la canción original; “Rebelión en los llanos”. Tuvo la suerte de ser contratada para tener su propio programa televisivo, que se concretó en el año 1970 por Canal 7 de Buenos Aires que se llamaba “La casa de Margarita Palacios” en el que actuaba y cocinaba comida criolla. Falleció en Buenos Aires el 9 de julio de 1983.
Luis Guillermo Varela Lezana

Luis Guillermo Varela Lezana

Fue uno de los grandes pintores que retrataron momentos históricos más relevantes de nuestra provincia. Luis Varela Lezana nació el 26 de diciembre de 1900, en la localidad de Banda de Varela, cursó sus estudios en el Colegio Nacional donde despertó su vocación artística. A los 17 años se trasladó a la Capital federal donde ingresa al Diario Crítica como dibujante en la sección teatral y colabora en la Revista Caras y Caretas, en 1917. Vuelve a Catamarca, forma su hogar y se dedica a la docencia, en esta época conoce al pintor Jorge Bermúdez que influenció en su trayectoria artística. Su primera exposición fue en el año 1921 en los Salones del Club Social de Catamarca, repitiendo la muestra en la Capital Federal en la peña del Café Tortoni, en 1922, con los auspicios de Juan de Dios Filiberto y Benito Quinquela Martín. Desarrolló su obra aplicando técnicas de óleo, paisajes, tipos, costumbres y cuadros históricos del medio, también se dedicó a la enseñanza del dibujo y de la pintura en escuelas primarias, medias y especiales. Desde 1921 hasta 1981 realizó 38 muestras individuales y numerosas muestras colectivas, logrando los siguientes premios: Primer Premio en el Salón de Artistas Independientes de Tucumán, 1938; Segundo Premio del Senado de la Nación en el Salón de Artistas Catamarqueños de Buenos Aires, 1946, Gran Premio de Honor y premio de conjunto en el Salón Sanmartiniano de Artistas catamarqueños, 1950 y Segundo Premio Adquisición en el Salón de Artes de Córdoba, 1955. Sus obras se encuentran en el Museo de Bellas Artes, Museo de la Boca, Museo “Juan B, Castellano” de Rosario, Museo “Emilio Caraffa” de Córdoba; Museo Provincial de Bella Artes de Santiago del Estero; Museo de Artes de Estocolmo y Museo de Washington, donado por la embajada Argentina a los Estados Unidos. Entre las obras más importantes, se encuentran “Domingo de Chaya”, “Juan Calchaquí”, óleo que se encuentra en el Museo
Luis LeopoldoFranco

Luis LeopoldoFranco

Sus padres fueron Luis Antonio Franco y Balbina Acosta de Franco, nace en Belén, en la provincia de Catamarca el 15 de Noviembre de 1898. Cuando era pequeño su familia se trasladó a la ciudad capital con sus hermanos mayores donde completaron sus estudios secundarios en el Colegio Nacional. Al finalizar la escuela regresa a Belén. En 1918 gana el premio de Honor con su Oda Primaveral en el certamen literario “Juegos florales”, presidido por el poeta Jaimes Freyre. La prensa del país y la popular revista Caras y Caretas comentan el suceso, ya que el ganador tuvo que viajar en lomo de mula durante dos días, a la ciudad de Tucumán para recibir la distinción. Luego se dirige a Buenos Aires para hacer el servicio militar, mas tarde inicia los estudios de Derecho, pero luego los abandona por que advierte su incompatibilidad en con la ciencia del Derecho. Su vida transcurre entre el campo y la ciudad, ya que el ambiente campestre le permite leer y estudiar, y también trabajar a la vez en forma independiente, y en la ciudad encuentra todo el material necesario para escribir. Se desempeñó como bibliotecario en la Biblioteca Nacional del Maestro. En Belén, realizaba trabajos de labranza en una finca donde cumplió la función de patrón, capataz y peón a la vez; cuando era necesario también se dedicaba a los oficios de herrero, carpintero y talabartero. Desde muy pequeño se dedicó al trabajo de la tierra, realizando todo tipo de tareas para mejorar la granja. Luis Franco era poseedor de muchos conocimientos que le permitieron manejar temas muy variados y volcarlos luego en sus 50 obras, las que están etiquetadas con el panteísmo, en relación a Pan, el dios de los rebaños y de los pastores, en esta elección expresa su pasión por la naturaleza. Prueba de ello son los numerosos ensayos y relatos cuyo eje son los animales y las plantas: Los hijos del Llastay, Zoología del bolsillo, Biografía de animales o Nuestro padre, el árbol. Además tenía una gran curiosidad por los temas históricos que lo llevó a escribir biografías. Por su inclinación al ateísmo le valió la censura y la falta de reconocimiento de la gente de su época, también se lo identifica con el comunismo y el anarquismo. Al cumplir sus 90 años muere el 1 de Junio de 1988 en un asilo de ancianos en Buenos Aires, en la soledad y la pobreza.
Arq. LuisCaravatti

Arq. LuisCaravatti

Arquitecto, nacido cerca de Milán, en Italia, fue unos de los más importantes diseñadores de nuestra ciudad, a él corresponde la construcción de los principales edificios públicos, dándole una fisonomía italianizante. Estudió en la Academia de Arquitectura de Brera, arribó a Catamarca en el año 1857, encargándose inmediatamente de la construcción del lago artificial conocido como “La Alameda”, por pedido del gobernador coronel Octaviano Navarro. Entre sus principales obras podemos señalar: la iglesia Matriz, hoy Catedral Basílica Ntra. Sra. Del Valle, la casa de Gobierno, la Iglesia de San Isidro, el edificio del antiguo Hospital San Juan Bautista, el cementerio municipal, La Escuela Normal Clara J. Armstrong, la biblioteca Julio Herrera, el Colegio Nacional Fidel Mardoqueo Castro, el Seminario Conciliar, el Colegio Nuestra. Señora del Carmen y San José, la casa del gobernador Navarro y su casa particular. Falleció en Catamarca en 1901.
Samuel Alejandro Lafone Quevedo

Samuel Alejandro Lafone Quevedo

Humanista, empresario, lingüista, arqueólogo, etnógrafo, educador e historiador, nació en Montevideo, Uruguay, el 28 de febrero de 1835. Hijo del empresario y comerciante ingles Samuel Fisher Lafone y María Fligia Prieto de Quevedo y Alsina. Su adolescencia transcurrió en Inglaterra donde cursa estudios en la Universidad de Cambridge, egresó de la misma como Magíster Artium (Maestro de Artes), título equivalente al Bachillerato de Humanidades; perfeccionó sus estudios de latín .griego y filología y adopta la religión cristiana protestante. En 1859 se radica en Andalgalá para administrar las inversiones mineras de su padre. Un año después adquirió una propiedad donde funda el pueblo y establecimiento minero metalúrgico El Pilciao, destinado al procesamiento de minerales extraídos de la mina “La Restauradora”. Además de ser un próspero empresario fue notable la actividad social y cultural que supo desarrollar en torno a su residencia familiar, punto de encuentro de numerosas personalidades de su tiempo. Su vocación de educador se puso de manifiesto al enseñar primeras letras y música en las escuelas y hogares para niños huérfanos y carenciados, para hijos de sus empleados e indios que funda y financia con recursos propios; en la formación de una orquesta de cámara y un coro de niños que el mismo dirigía; además de la enseñanza de la doctrina cristiana católica ,ya que se había convertido a la misma. Entre 1878 y 1892 desempeñó ad honoren el cargo de Inspector de Escuelas Primarias de la región de Andalgalá. En sus tiempos libres se dedicó a su pasión: la arqueología y al estudio de las lenguas aborígenes de la región; realizó un interesante registro de información y descubrimientos del acervo cultural nativo valiéndose de los conocimientos en filología e idiomas que había adquirido en sus estudios en suelo inglés. La crisis de las economías regionales derivada de la imposición del modelo económico agro-exportador en el país y problemas financieros de la empresa provocaron la ruina de sus negocios; en 1894 cerró la planta fabril de Pilciao. Se dedica de lleno a la investigación científica de la arqueología, lingüística e historia de la región noroeste, vende todas sus propiedades en Catamarca, realiza viajes de investigación y se radica en Buenos Aires hasta su muerte. A partir de 1883 sus obras son publicadas en revistas científicas de universidades y se destaca cómo un prestigioso académico y científico. Ejerce la cátedra de Etnografía en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y recibe el Doctorado Honoris Causa de esa casa de estudios; es miembro de la Junta de Historia y Numismática Americana; Director del Museo de Ciencias Naturales de La Plata y Decano de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de la Plata, En su producción bibliográfica sobresalen obras como: “Las industrias de la Provincia de Catamarca”, 1881, “Londres y Catamarca”,(1888), “Tesoro de Catamarqueñismos”,1899,” Historia de la Virgen del Valle” ,1897 ,”Londres y Tucumán “, 1918. De sus aportes a la arqueología y etnología argentina merecen destacarse el descubrimiento de las ruinas de Quilmes y de otros sitios arqueológicos de la región, los libros y publicaciones como “Viaje Arqueológico a la Región de Andalgalá”, 1905,”Tipos de Alfarería en la región diaguito-calchaquí”, 1908, “Las Migraciones de los Quilmes y la historia de las mismas”, 1919, “El idioma abipón, Etnología Argentina Los Lules. Falleció en La Plata el 18 de julio de 1920.
Julio Sánchez Gardel

Julio Sánchez Gardel

Nació en Catamarca el 15 de diciembre de 1879. Se destacó en la literatura y en el teatro. Estudió en esta ciudad, al terminar la escuela secundaria se trasladó a Buenos Aires para estudiar abogacía, pero pronto abandonó los estudios para dedicarse al teatro, siendo autor de su obra cumbre “Los mirasoles”, 1971, y la tragedia “La montaña de las brujas” 1918, en la que se destaca el género teatral dramático, y quedó bien representada en su poema “El Zonda” (1921). Se destaca especialmente por sus comedias y cuadros costumbristas de color regional, algunas de lo cuales llevaban un acompañamiento musical. Entre sus obras figuran “La otra”, “Alma grande”, “Ley humana”, “La garza”, “Cara o cruz”, 1907, “Las campanas” , “Perdonémonos”, “El dueño del Pueblo”, “Noche de luna”, “La llegada del Batallón”, “Después de misa”, “El botón de rosa”.Junto a Gregorio Laferrere y Pedro Pico, integró lo mas representativo del teatro costumbrista nacional. Escribió durante mucho tiempo en los diarios “El Tiempo”, “El país” y la “Revista Literaria” Falleció en Temperley el 1º de mayo de 1937.
Juan Oscar Ponferrada

Juan Oscar Ponferrada

Nació en San Fernando del Valle de Catamarca, en el seno de una familia perteneciente a la clase alta vallista. Sus primeras letras las aprendió en al tradicional colegio franciscano y los estudios secundarios los cursó en el Colegio Nacional Fidel Mardoqueo Castro. En los inicios de su juventud se relaciona con otros jóvenes escritores como Alfonso de la Vega, Santiago Ortega, Alberto Pinetta, José Ramón Luna, Dardo Higinio Aguiar, con los que funda la Peña Tito Livio, para luego dirigir, por elección de sus compañeros, la revista del centro de estudiantes “Azul”. Buenos Aires lo recibe en el año 1928 y es allí donde, hasta su muerte, desarrolla su significativa actividad literaria. Colaboró con la revista católica Crisol, con Caras y Caretas, El Hogar y el suplemento literario del Diario La Nación. Se desempeñó como docente en la Escuela Normal de Bella Artes y Manuel Belgrano de Buenos Aires, dictando las cátedras de francés y castellano. En el Conservatorio de Música y Arte Escénico de La Plata tuvo bajo su responsabilidad el dictado de las cátedras Historia, Poesía Dramática e Historia del Teatro.- Dictó numerosas conferencias en diversas provincias del país y ocupó importantes cargos, como por ejemplo el de Director del Instituto Nacional de Estudios de Teatro. A su inquietud se debe la creación del Seminario Dramático del que fue su primer director y Secretario General de Argentores. Representó a la Sociedad General de Autores como Delegado Oficial, en las Declaraciones de la Comisión Argentina de la UNESCO, miembro de número de la Academia del Lunfardo y correspondiente de la Junta de Estudios Históricos de Catamarca. En nuestra provincia dictó diversas conferencias y dirigió elencos oficiales, entre los que puso en escena El Carnaval del Diablo. Recibió también significativas distinciones por sus obras: Primer Premio por Calesitas, en 1930. Primer Premio Municipalidad de Buenos Aires de 1938 por su poemario Flor Mitológica. Primer Premio en el certamen literario de Catamarca, en conmemoración del 50 aniversario de la Coronación de la Virgen del Valle, con su obra de mayor trascendencia “Loor de Nuestra Señora La Virgen del Valle. Murió en la Capital Federal el 5 de setiembre de 1990.
José Cubas

José Cubas

Nació en Piedra Blanca el 14 de mayo de 1798. Pertenecía a una caracterizada familia y gozaba de mucho prestigio. Realizó sus primeros estudios en la escuela del Convento de San Francisco de Catamarca. Años más tarde se dedicó a la explotación de su hacienda ubicada en Ambato. Fue elegido gobernador interino el 5 de Noviembre de 1836, en reemplazo del general Riojano Fernando Villafañe, quién huyó por la presión popular a raíz de sus numerosos crímenes. Cubas pertenecía al partido federal, pero no aprobaba los hechos de violencia y la política implementada por Juan Manuel de Rosas por lo que le valió el ataque permanente de las provincias vecinas adictas a Rosas, produciendo la secesión de algunos departamentos como Pomán que pasó a pertenecer a La Rioja. El Coronel Juan Eusebio Balboa tenía las mismas pretensiones de anexar el departamento Pomán, y también Andalgalá y Santa María a Tucumán. Por otra parte el ex gobernador Juan Nicolás Gómez había solicitado apoyo a Santiago del Estero, invadiendo el este catamarqueño, con el propósito de de volver al poder. A pesar de todas las peripecias, José Cubas fue elegido por dos periodos consecutivos a partir del 2 de enero de 1838. Durante su segundo mandato, la legislatura provincial, lo mismo que todas las provincias del Noroeste le retiraron al gobernador de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas, las facultades para ejercitar las relaciones exteriores en nombre de las mismas. Esta decisión dio origen a la Coalición del Norte cuyo mentor fue el gobernador de Tucumán, Marco Manuel Avellaneda. Cubas adhirió a la rebeldía, formando la coalición del Norte, alianza concertada entre las provincias del noroeste argentino para provocar un levantamiento contra Rosas y retirarle el manejo de las Relaciones Exteriores. Ante la actitud de Cubas, Rosas reaccionó enviando un ejercito, al mando del general Manuel Oribe, uno de sus batallón dirigido por el Coronel Mariano Maza, también oriental, invadió la provincia y con el apoyo de los federales catamarqueños, entre los que se encontraba José Eusebio Balboa, en una Batalla sangrienta el 29 de Octubre de 1841, tomaron el centro de la ciudad, Cubas logró escaparse con un grupo de funcionarios hacia los cerros Ambato, dando inicio a una intensa búsqueda que duró cinco días. Cubas fue delatado, apresado y conducido a la ciudad, donde fue degollado el 4 de Noviembre de 1841 junto a sus ministros. Sus cabezas fueron expuestas en la plaza principal para su escarmiento.
Locutor Humberto Jeréz

Locutor Humberto Jeréz

Su trayectoria empieza hace 35 años como locutor. Durante 25 años tuvo a cargo la conducción de “El Ponchito” de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho. El locutor se inició en la década del 70 en radio Catamarca, la antigua LW7 de la calle Rivadavia, la cual pasó luego a Radio Nacional en 1989. Tuvo a su cargo programas centrales en AM (amplitud modulada), en los principales horarios de la mañana, y los días sábados donde hacía un programa propio llamado “Sabor a Jerez”. En el año 1991, pasó a ser locutor oficial de Casa de Gobierno, durante la gestión de Arnoldo Castillo hasta el año 1995. Cuando surgen las emisoras de FM (frecuencia modulada), Jeréz comienza a trabajar en FM Catamarca, en importantes programas, siempre en horarios centrales, en 1991, Jeréz emprendió un programa titulado “Carrusel Musical”, enfocado en la música del recuerdo y que aún permanece en el aire en Radio Unión.. Por tan notable trayectoria, a Jeréz también se lo distinguió en el año 2010 con el premio “Santa Clara de Asis”, otorgado por la Liga de Madres de Familia, adjudicado la difusión de valores intelectuales, morales y estéticos en la promoción y defensa de: la dignidad de la vida humana, el matrimonio, la familia, la educación y la cultura
Fray Mamerto Esquiú

Fray Mamerto Esquiú

La vida religiosa de la provincia de Catamarca estuvo signada por sacerdotes virtuosos que se destacaron por su brillante oratoria, en momentos cruciales de la política Argentina. Fray Mamerto de la Ascención fue uno de ellos, nació el 11 de mayo de 1826, en un lugar llamado La Callecita, localidad de San José de Piedra Blanca, Departamento Fray Mamerto Esquiú, nombre que recibe en honor a este ilustre sacerdote. Su hogar humilde estaba conformado por: sus padres, Santiago Esquiú, que fue prisionero del Ejército Español en el Alto Perú; y su madre oriunda de Catamarca, María de las Nieves Medina, quiénes habían contraído matrimonio en 1822. Tuvieron seis hijo Rosa, Odorico, Mamerto, Marcelina, Justa y Josefa Desde muy niño fue delicado de salud, por lo debieron bautizarlo de urgencia, haciendo la madre la promesa de vestirlo con el hábito de San Francisco, para que mejorara la salud. Por ello que desde los cinco años vistió los hábitos hasta su muerte. Se crió un paisaje rural y sencillo que influyó sobre carácter virtuoso, austero y sacrificado, producto del amor a Dios y la fortuna de gozar una familia en la que reinaba la tranquilidad, la felicidad, donde se invocaba el nombre de Dios, de la mañana a la noche, en las primeras horas del día el padre llamaba a toda su familia a arrodillarse para rezar y cantar las alabanzas al señor. Luego de dedicarle las horas suficiente a Dios, su padre salía con las herramientas de labranzas al hombro, a cultivar la tierra, y Mamerto y sus hermanos a la escuela. Cuando Mamerto tenía 10 años muere su madre María de la Nieves Medina y cuando tenía 19 años muere su padre Don Santiago Esquiú. A los 10 años ingresó a la escuela de San Francisco, donde fue alumno ejemplar, dando muestra de una gran inteligencia. Su calidad de novicio exigía en aquél tiempo profundos estudios que cumplió con brillo. En 1843 terminó sus estudios de Teología. El 18 de octubre de 1848, a los veinte dos años y medio recibió del Obispo de Cuyo, Dr Eufracio Quiroga Sarmiento, el Presbiterado. Su primera Misa la realizó el 15 de mayo de 1849, en Catamarca. Apenas terminados sus estudios eclesiásticos en 1843 empezó a enseñar en la escuela primaria del convento, donde mejoró enormemente el funcionamiento de la escuela en todo sentido. Entre 1845 a 1848 ocupó en el convento las Cátedras de Filosofía y Teología. Interrumpió sus tareas docentes para viajar a San Juan a ordenarse Sacerdote. En 1850 se funda en Catamarca el colegio de la Merced o Seminario Conciliar, dirigidos por sacerdote seculares. El padre Esquiú fue llamado a enseñar Filosofía. Redactó el Reglamento Interno del Colegio. De 1855 a 1858 tuvo a su cargo la enseñanza de la Teología. Contemporáneamente y hasta 1860 dictaba Ciencias sagradas y desempeñaba el puesto de bibliotecario en el Convento de San Francisco. También trabajo activamente como misionero entre los indios del norte de Bolivia y predicando la palabra con Sermones en Catamarca, Tucumán, Salta, Jujuy, Córdoba, Buenos Aires, La Rioja, Tarija, Tupiza, Sucre. El autor consultado describe a Esquiú desde la óptica del Monseñor Alberto Molas Terán cuando dice “Sus grandes discursos políticos-religiosos y panejíricos notables forman la mínima parte de la producción oratoria del infatigable sembrador evangélico… En medio de la anarquía general, se hizo el misionero de la sumisión de la ley. En pleno hervor de pasiones políticas, volcó de sus labios sobre la muchedumbre rebelde el bálsamo de los preceptos evangélicos. En el desierto de la ignorancia y del olvido de la religión en que yacían los pueblos tras el desenfreno de las guerras fratricidas, volvió por los fueros de la ley divina, habiéndose convertido en un incansable heraldo desde todo los púlpitos del país, junto al corazón de sus patriotas” El autor se refiere al momento en que Fray Mamerto Esquiú dirigió su célebre discurso instando al cumplimiento de la reciente Constitución Nacional sancionada el 1º de Mayo de 1853. El 9 de julio de 1853 en un Te Deum que se celebró en la Iglesia Matriz en agradecimiento a la nueva Ley Fundamental para todos los Argentinos Fray Mamerto Esquiú reflexionaba lo siguiente: "Obedeced, señores, sin sumisión no hay ley; sin ley no hay patria, no hay verdadera libertad, existen sólo pasiones, desorden, anarquía, disolución, guerra..” En sus palabras defiende la libertad y aborrece la anarquía, insta a los ciudadanos a respetar la ley por encima de la religión a fin de terminar con una guerra inútil. En el año 1855 asume como vicepresidente de la Convención Provincial, que dictó la segunda constitución de Catamarca. En 1856 ocupa el cargo como Diputado. También incursiona en la actividad periodística en el Diario El Ambato, con algunas artículos de crítica general, titulada “Revistas”. En 1872 fue designado, por las autoridades nacionales Arzobispo de Buenos Aires, cargo que no aceptó. También viaja a Perú y a Ecuador. En 1876 viaja a Roma, lo que le posibilita llegar a Tierra Santa. El 8 de diciembre de 1880 pronuncia en la Catedral de Buenos Aires su último sermón patriótico, con motivo de la Capitalización de Buenos Aires. Cuatro días después fue consagrado Obispo de córdoba, cargo que aceptó por obediencia de la Santa Sede. Su muerte: Su muerte a los 56 años, fue inesperada, días anteriores había padecido molestias estomacales e intestinales, se creía que las razones se debían a la ingesta de algunos alimentos, por lo que no se consideraba síntomas de gravedad. Por eso días, desarrolló una intensa actividad apostólica, sumada al calor y la dificultad de los caminos para transitar. Regresando hacia Recreo, en una geografía semidesértico, el 10 de enero de 1883, los caballos arriban a la Posta de zuncho, en horas del mediodía, el Obispo Esquiú se sentía muy indispuesto, por lo que le impedía caminar, teniendo que cargarlo en brazos. A las 15 horas acompañado por su secretario personal el Pbro. Anglala, Esquiú muere luego de haber recibido la absolución. Cuando se traslada a tomar posesión del cargo de Obispo en Córdoba, había dicho: “Me dirijo hacia Córdoba, pero mi corazón queda en Catamarca”. Al día siguiente su cuerpo fue trasladado a Recreo, en un coche de mensajería, donde lo esperaba un tren que lo llevaría hasta la estación Avellaneda, Departamento Ischilin, Provincia de Córdoba, para rendirles los honores correspondientes, que se debieron suspender por su avanzado estado de descomposición, se tuvo que adelantar su entierro, que lo hicieron provisoriamente en la Capilla particular de la familia Martínez, donde permaneció por espacio de 31 horas bajo tierra. A los días fue llevado a Córdoba, donde el Dr. Ruperto Seara le practicó la autopsia en el Hospital San Roque para verificar si había muerto por envenenamiento. Los resultados determinaron que no se encontró alguna sustancia toxica. El mismo Dr. Seara, se encargó de embalsamar el cuerpo para dar inicio al velatorio, allí fue, que en ocasión de examinar su cuerpo, extrajo el corazón, con la sorpresa, de observar el perfecto estado en el que se encontraba el órgano. Lo apartó y le colocó ácido tartárico y lo retuvo en su casa por más de tres meses.
Vicente García  Aguilera

Vicente García Aguilera

En el momento de su creación, la ENET Nº 1, se denominó escuela nacional de artes y oficios, y fue cambiando su nombre con el pasar de los años. En 1974 por resolución 2048 del 31/10/74 el CONET, (consejo nacional de educación técnica), resuelve asignar a la escuela, el nombre de “Prof. Vicente García Aguilera”; luego de una consulta a las autoridades de la escuela y los miembros de la Junta de Estudios Históricos. Vicente García Aguilera fue educador de origen chileno; dedicado docente que ha trabajado intensamente por la educación técnica en nuestro país. Actuó en Catamarca ocupando cargos importantes para la educación, no solo en nuestra provincia, sino en Córdoba, La Rioja y Santiago del Estero. Colaboró en la redacción de la ley de educación de la provincia; la primera sancionada en el país. Redactó el reglamento interno para las escuelas primarias, hacia 1871, además de numerosas publicaciones de pedagogía y metodología de la educación. Su paso por Catamarca dejó una profunda huella de realizaciones que afianzaron la educación común por la provincia.
Fidel Mardoqueo Castro

Fidel Mardoqueo Castro

Abogado, político y educador nacido el 24 de abril en Piedra Blanca, Fray Mamerto Esquiú, estudió en el Convento de San Francisco, en el Colegio de la Merced, se graduó en la Universidad de Córdoba, fue el primer rector del Colegio Nacional, se desempeñó como Diputado provincial en dos ocasiones, fue presidente de la Corte de Justicia, Diputado Nacional y Ministro de Gobierno. Fue designado gobernador Interino el 24 de febrero de 1873, cargo que desempeñó hasta el 26 del mismo mes, cuando fue relevado por Octaviano Navarro. Desde el 25 de noviembre hasta el 21 de agosto de 1875 fue nuevamente gobernador interino. En 1878 se lo designa interventor federal de La Rioja. Murió en Catamarca el 7 de julio de 1889.
Juan Felipe Varela

Juan Felipe Varela

Nació en 1821 en Huaycama, Dpto. Valle Viejo, Catamarca. Hijo del caudillo federal Javier Varela y de Doña Isabel Rearte. A los 19 años, el 8 de septiembre de 1840, participó de un movimiento subversivo federal, instigado por el caudillo santiagueño Juan Felipe Ibarra, que encabezaba su padre Javier Varela, con el propósito de deponer al gobernador José Luís Cano, que respondía a la coalición del Norte El combate se libró a orillas del Río del Valle, a la altura del actual cementerio Municipal, Los jinetes defensores del gobierno dispersaron a los insurrectos dándole muerte a su jefe Javier Varela. Felipe huyó hacia La Rioja radicándose en Guandacol. Acompañó a Chacho Peñaloza en su lucha contra del centralismo porteño y luego a Urquiza en la Batalla de Caseros con el grado de Teniente Coronel, revistando más tarde en Córdoba a las órdenes de Paunero. En 1855 se radica en Copiapó, Chile y presta servicios servicio en el ejército chileno como capitán de carabineros. En 1860 Urquiza lo coloca como Comandante del III escuadrón y Segundo jefe del Regimiento Séptimo de Caballería. En 1861 participa en la Batalla de Pavón como edecán del general Urquiza. En 1862, es nombrado comandante de armas de La Rioja, con el grado de coronel desempeñándose también como jefe de policía, desde donde invade, en marzo de 1863, Catamarca y es derrotado primero por Victor Maubecín y después por Manuel Taboada. Asesinado el Chacho huye a Entre Rios en noviembre de 1863, donde se refugia junto al General Ricardo López Jordán y vuelve junto a Urquiza. De nuevo en Chile se formó un escuadrón en Copiapó integrando por Argentinos y Chilenos, con el que atravesó los Andes, vence en Guandacol y llega a Jachal, San Juan, donde organiza un ejército de 1.500 hombres. Desde allí inicia la campaña, retomando la idea de Bolívar y San Martín, a favor de la liberación de la gran patria hispanoamericana frente a la agresión imperialista. Después de algunos triunfos como el Tinogasta, enfrentó al Ejército nacional en Pozo de Vargas, el 10 de Abril de 1867, donde fue derrotado. Varela escapa con sólo 180 soldados a Jáchal, toma esa plaza y reorganiza sus fuerzas. El 5 de Junio vence al general Paunero en la Bateas y luego el coronel Linares en la cuesta de Miranda. Prosigue su marcha y toma La Rioja por 11 días. Perseguido por los generales Arredondo y Navarro entra en Antofagasta de la Sierra, por Fiambalá donde sufre numerosas bajas por el frío y el hambre, finalmente llega a Salta el 10 de octubre y después pasa a Jujuy, retirándose a Bolivia por la quebrada de Humauca, ante la persecución de las tropas nacionales al mando del General Octaviano. Murió el 4 de enero de 1870.
Ezequiel Soria

Ezequiel Soria

Nació el 23 de Agosto de 1873 , en el ceno de un hogar de Patricios. Su admiración por Adán Quiroga obro como modelo en su formación, trasladándose a Buenos Aires para estudiar derecho y luego Filosofía y Letras sin concluir sus estudios, allí se integro a los círculos intelectuales de los salones literarios. Su primera obra denominada "El año 92", marca la iniciación de Soria en la gramática Argentina. A partir de allí su nombre fue ligado a los orígenes del teatro nacional Argentino. A fines del siglo XIX y comienzos del XX , inicia un movimiento reaccionario con elencos Españoles y nacionales, aprovechando la decadencia del teatro Español. Sus obras mas destacadas fueron: "El sargento Martín", "Amor y lucha", "Justicia Criolla", etc. Soria vivió sus últimos años en un barrio humilde rodeado de artistas y escritores, murió un 24 de Julio de 1936.
Eulalia Ares de Vildoza

Eulalia Ares de Vildoza

Eulalia Ares representa a la mujer revolucionaria que supo actuar decididamente en momentos cruciales de la política catamarqueña cuando nadie imaginaba que las soluciones vendrían de una dama oriunda de nuestras tierras. Nació en Ancasti en el año 1809, hija del español Pedro Ares y Trinidad Díaz. Fue la hija mayor de las cuatros hermanas, recibiendo educación en el Colegio Carmelita exclusivo de mujeres (hoy colegio del Carmen). En el año 1826 falleció su padre Don Pedro Ares dejando a las mujeres muy solas. La familia de Eulalia se dedicaba al comercio vinculado al intercambio de frutos y otros productos, entre Chile y Perú, a partir de allí la joven Eulalia fue tomando conocimiento y destreza en las actividades comerciales. El 12 de noviembre de 1827, en la Catedral Basílica, se casa con el Coronel Juan Domingo Vildoza, con quién tuvo siete hijos: Abdénago, Eulogio, Eusebia y Aurora, Francisco Manuel, Pastora y Agripina. Sus vida transcurría en la estancia de la Cumbre, en el Departamento Ancasti, y en la localidad de Ipizca, en un lugar llamado El Milagro. Eulalia Ares de Vildoza tuvo una importante actuación durante la complicada situación política que atravesaba la provincia en la que dos gobernadores ostentaban el mismo cargo. El esposo de Eulalia, Coronel Domingo Vildoza participó en las Batallas del Chiflon y Sumampa a favor de Ramón Correa, y fue declarado traidor por Omill debiendo partir hacia Santiago del Estero. La situación política era muy crítica, y un grupo de mujeres le manifestó a Eulalia su preocupación por que nadie se movilizaba para dar una solución a este conflicto, entonces decidieron que las mujeres de la ciudad debían intervenir. Encabezadas por Eulalia, las mujeres se organizaron para deponer al gobernador Omill, compraron armas a Santiago del Estero y se aprovisionaron de vestimentas masculinas para confundir a los guardias. En la madrugada del 17 y 18 de Agosto las mujeres entraron al cabildo y el guardia no ofreció resistencia. Omill dormía plácidamente y al percatarse de la presencia de las mujeres escapó y huyó hacia Tucumán. Ya en el amanecer, Eulalia Ares de Vildoza toma posición del cargo de gobernadora por apenas diez horas, por que en esa época no estaba aceptado que una mujer ocupe estos cargos tan importantes, entonces llama a un plebiscito en el que resulta electo Don Pedro Cano, quién estuvo 12 días en el poder hasta que Correa se animó a retornar desde el exilio en Santiago del Estero y se hizo cargo del gobierno. El regreso de Correa posibilitó, también el regreso del Coronel Vildoza a su hogar. Eulalia Ares de Vildoza falleció el 16 de Junio de 1884, a los 80 años, en la localidad de Ipizca, Departamento Ancasti
Dr. Guido Jalil

Dr. Guido Jalil

Nació en San Fernando del valle de Catamarca el 14 de Abril de 1927, en un hogar de 14 hermanos; fue padre de ocho hijos y abuelo de veintidos nietos. En Julio de 1950 obtiene el título de Escribano Público Nacional en la Universidad nacional de Córdoba y en la misma casa de Altos Estudios se recibe de médico Cirujano. Como profesional de la medicina se desempeñó como médico en el Hospital de Córdoba, como practicante mayor desde 1952 a 1956. Asimismo lo hizo como médico cirujano en el Hospital de Niños de Córdoba en los años 1955 a 1956; del mismo modo se desempeñó como médico interno en la Clínica Marión y médico cirujano en el Policlínico Bancario. El 20 de noviembre de 1956 se establece en Catamarca y abre su consultorio particular en la casa paterna. Un 21 de septiembre de 1959 firmó el Acta Constitutiva del Sanatorio Pasteur junto con 14 socios, y el 1º de noviembre del mismo año se inaugura el sanatorio con 20 camas. En 1987 nace la Fundación Dr. José Guido Jalil, destinada a la atención de los carenciados. En tal cometido, entre otras obras, se operaron labios leporinos y fisuras palatina completamente gratis a muchos niños catamarqueños y del noroeste argentino, se otorgaron subsidios para la atención médica de personas de escasos recursos, se realizaron tomografías, becas de estudiantes de medicina a través de un convenio firmado con la Universidad Barceló de la Rioja, etc. En el ámbito social fue presidente del Centro de Estudiantes Catamarqueño en Córdoba; fue socio de la Cooperativa de Tamberos de Catamarca, de la cual su padre fue fundador. Fue el primer Presidente del Rotary Club Catamarca Valle. En el campo deportivo, fue presidente de la Liga Catamarqueña de Fútbol de los años 1963 a 1967. En su gestión se iluminó la cancha de fútbol, se construyó la tribuna y cloacas, se realizaron partidos y jornadas con los mejores equipos argentinos profesionales del país. El Dr. Guido Jalil fue un hombre que también se dedicó a la política; en el año 1972, en aquel entonces Movimiento Popular Catamarqueño lo propone como candidato a Gobernador, siendo electo Intendente en el año 1987. José Guido Jalil falleció el 30 de diciembre de 2010, a los 83 años, y luego de una prolongada enfermedad.
Dr. Jesús Andres Geoghegan

Dr. Jesús Andres Geoghegan

La investigación científica fue el eje que marcó su vida. Al arribar a la provincia, el joven bacteriólogo trabajó en sus investigaciones para encarar la lucha en contra del paludismo y otras enfermedades. Fue el único especialista en esta área en Catamarca durante más de diez años, y en mayo de 1928 realizó los primeros descubrimientos de la tripanosomiasis humana americana, o enfermedad de Chagas en Catamarca. Luego Geoghegan descubrió la fiebre ondulante o la brucelosis; también algunos de los primeros casos de disentería bacilar en Argentina, e investigó el tifus en Tinogasta, entre otros importantes trabajos realizados.
Clara Jeannette Armstrong

Clara Jeannette Armstrong

Primera Directora de la Escuela Normal de Mujeres, la que lleva su nombre. Docente nacida en Estado Unidos. Fue la primera directora en el año 1878, y permaneció en el cargo hasta 1888, cuando fue reemplazada por Arvilia Cross. Con instrumentos precarios, fue una de las precursoras de las observaciones metereológicas entre los años 1885 y 1888. Luego fue designada Directora organizadora de la escuela Normal de San Nicolás de los Arroyos, Buenos Aires. Se fue a Cuba en 1896, fue directora de la Sección Sistemas Educacionales y presidenta de la delegación Cubana. Murió en Los Ángeles EE.UU, el 21 de Noviembre de 1915
Carlos Villafuerte

Carlos Villafuerte

Fue escritor, docente y odontólogo, nació en Catamarca capital el 12 de octubre de 1907, realizó suus estudios en nuestra ciudad y de odontólogo en la Universidad de Córdoba, se dedicó a la docencia como maestro, director, inspector técnico nacional y vocal del Consejo Naciona de Educación, publicó varios artículos en los principales diarios del país sobre el folclore de Catamarca, como ser en La Prensa de Buenos Aires, La Capital de Rosario, La Unión de Catamarca. Fue miembro de la Academia Argentina de Letras, secretario de la Sociedad Argentina de Escritores y miembro de la Junta de Estudios Históricos de Catamarca. De sus obras podemos rescatar, 1950 “El Cantar de las Provincias Argentina”, en 1954 y 1961 “Voces y costumbres de Catamarca”, 1959 “La Jaula Vacía”, 1972 “ Visión de Catamarca” y en 1979 “Diccionario de topónimos indígenas de Catamarca”. También fue Intendente Municipal de la ciudad desde el 18 de noviembre de 1966 hasta el 30 de noviembre de 1970 y ministro de Gobierno hasta 1971. Murión en Buenos Aires el 23 de Agosto de 1989.
Ramón Augusto Mercau Soria “Atuto”

Ramón Augusto Mercau Soria “Atuto”

Guitarrista, interprete, compositor y músico nacido en Catamarca el 23 de agosto de 1917, hijo de don Ramón Mercau Orozco y Emma Soria .Cursa sus estudios primarios en el Colegio Padre Ramón de la Quintana y el secundario en el Colegio Nacional de Catamarca. Luego de una corta residencia en Salta y Jujuy regresa a Catamarca en 1937. En 1938 contrae enlace matrimonial con Azucena Zamboni y se radica en San Isidro, Valle Viejo, años mas tardes formaría una nueva familia con Helvecia Urien. Comparte actuaciones con interpretes de la época en peñas folklóricas, eventos culturales y en LW Radio Catamarca; actúa en teatro con Juan Oscar Ponferrada; en 1946 conoce a su entrañable amigo Rodolfo “Polo” Giménez. En 1947 se suma al conjunto “Los Arrieros de Ambato” de Manuel Acosta Villafañez; su primera composición musical, la vidala “Vamos a chayar” en 1948, es el emblema del cancionero popular catamarqueño. En 1950 se radica en Buenos Aires; estudia música en el Instituto de la Tradición, integra el conjunto de Edmundo Zaldívar con quien realiza actuaciones en giras artísticas y en Radio Nacional. En 1952 forma su propio grupo folklórico “Conjunto Regional Norteño “, actúa en Radio Splendid y en otras emisoras radiales de la capital, graba en el sello musical Columbia y realiza giras al interior del país, actuando en Catamarca en 1953 y 1955. En 1954 forma el conjunto musical “Los musiqueros del Tiempo i Ñaupa” con “Polo” Giménez, Abel Figueroa y el “Payo” Solá. Compuso canciones de distintos ritmos interpretadas por los mas destacados conjuntos del país; sobresalen la conocida y famosa “Zamba de la Añoranza”, “ El Ambateño”, “Linda la vida mía”, “Canto serenatero”, ”Soy del norte”, “El querendón”,” Flor navideña”, “El Atuto”, “Valle Viejo”. Reside en Lomas de Zamora, Buenos Aires, hasta su muerte el 20 de marzo de 1994. Recibió numerosas distinciones y reconocimientos de la comunidad artística local y nacional; el Anfiteatro municipal de Valle Viejo lleva su nombre.
Antonio Larrouy

Antonio Larrouy

Fue historiador y sacerdote que nació en Francia y en 1890 llegó a Catamarca siendo muy joven junto a los miembros de la congregación lourdista que se hizo cargo del Seminario Conciliar de Catamarca. Entabló amistad con Samuel Lafone Quevedo despertando en él su vocación por la Historiografía. Se ordenó sacerdote en Buenos Aires en 1899. Luego organizó la Sección de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires, publicó en 1905 “Los orígenes de Buenos Aires”. En 1911 regresó a Catamarca como rector del Seminario, publicó “Los indios del Valle de Catamarca”, “Documentos relativos a Nuestra Señora del Valle y Catamarca”, “Catamarca colonial. Formación y colonización de la Provincia” Fue incorporado como miembro de la Junta de Historias y Numismática de Buenos Aires, y de la Societé de Americanistes de París. En 1922 se trasladó a Tolosa (Francia) donde dictó cátedra en el Colegio de Nuestra Señora de Garaisson. Es considerado el padre de la heurística para la historia argentina. Murió en Francia el 4 de abril de 1935.
Alafonso  María de la Vega

Alafonso María de la Vega

Nació en San Fernando del Valle de Catamarca el 15 de Septiembre de 1.907. Sus Padres fueron José Domingo de la Vega y Esther Brizuela. Cursó sus estudios primarios en la Escuela Normal de Varones y los secundarios en el Colegio Nacional de Catamarca. Realizó estudios de Derecho en la Universidad Nacional de Córdoba. Escritor, Músico, Poeta, dedicó a Catamarca sus esfuerzos, su personalidad y su saber con humildad. Además de Profesor de Literatura, fue dos veces Ministro de Gobierno y Director de Cultura de la Provincia. Fue hombre de vasta trayectoria en la provincia como Fundador del Rotary Club y del Instituto Sanmartiniano, miembro de la comisión que impulsó la creación del Instituto Nacional del Profesorado de Catamarca, fundador de la Junta de Estudios Historicos y primer Director de Boletín; fundó además la Sociedad Argentina de Escritores filial Catamarca. Dirigió el periódico estudiantil “Azul” e Inició junto a Juan Oscar Ponferrada la peña literaria “Tito Livio” que en su momento realizó una activa tarea cultural, promoviendo expresiones, conferencias, publicaciones lugareñas y nacionales. Representó a Catamarca en congresos y reuniones en el país y en el extranjero. Colaboró en diarios como “La voz del Interior”, “Los Principios de Córdoba” y “ La Nación ” de Buenos Aires, “ La Gaceta ” de Tucumán, en la revista “Criterio” y “Flecha”, de Buenos Aires. Su único libro de poemas fue “Fervor”, publicado en 1.993. Falleció en Catamarca el 10 de Noviembre de 1.993. Entre sus composiciones inéditas figuran “Romancero de Ausencia y Soledad”, “Cantor en la Noche ”,”Imploración en el Alba”, “Testimonios”, “A Viva Luz”, “Se Hizo Justicia”, “Gitaneras” y otras no terminadas a causa de su ceguera, “El Eco de mis Pasos”, “Mis Maestros”, “Aforismos”.
Adán Quiroga

Adán Quiroga

Adán Quiroga nace el 6 de Marzo de 1863 en la provincia de San Juan, por razones de trabajo a su padre, el Dr. Joaquín Quiroga, lo trasladan a Catamarca donde es designado Juez Federal de la provincia por el entonces Presidente de la Nación, Bartolomé Mitre. Adán Quiroga realiza sus estudios primarios y secundarios en el Colegio Nacional. Una vez concluidos se instala en la provincia de Córdoba, para ingresar a la Universidad y estudiar abogacía, allí conoce y entabla una gran amistad con Joaquín V. González y juntos incursionan en el periodismo, publicando sus escritos “La Propaganda” y el “El Interior”. En 1884 recibe el título de Doctor en leyes y al año siguiente en Derecho Canónico. En 1887 rinde su tesis sobre “Delito y Pena” considerada como una obra notable y de consulta obligada. Con la experiencia adquirida, el sacrificio y su bagaje de conocimientos, regresa a Catamarca para ocupar el cargo de Fiscal Federal, luego pasa a la Justicia Provincial como Juez, y posteriormente integra el Supremo Tribunal de Justicia de la Provincia. Ya en su vida pública decide participar en política y es elegido Diputado Provincial. En momentos muy críticos para la política catamarqueña se ve envuelto en el conflicto y termina detenido, como consecuencia presenta su renuncia, y se dirige a Tucumán, donde es designado Juez del Crimen, además de realizar actividades periodísticas y dirigir el periódico El Nacional. Comienza a publicar trabajos literarios e históricos, destacándose Sentencias y Autos y el Proyecto de Código de Policía y Procedimientos Judiciales, de 1895. En 1896 vuelve a Catamarca y se casa con Delia Gómez, una joven lugareña. En 1897 publica la “La ley orgánica de Tribunales”. Entre los años 1898 y 1900 dedica su vida casi íntegramente a la actividad política. Es designado intendente de la Capital y tiene que afrontar muchos conflictos. En su gestión decreta el uso del escudo de armas de Don Frenando Mendoza y Mate de Luna, como sello de la Municipalidad y modifica las nomenclaturas de las calles otorgándole el nombre de los héroes de la conquista, de la independencia y la Organización Nacional. En 1903 se hace merecedor del primer premio del Certamen Hispanoamericano, celebrado por la Biblioteca de La Plata, por su poema “El Ejército de los Andes”. Una vez retirado de la función pública se dedica por completo a la arqueología. Por esta época presenta su gran obra “Calchaquí” y “Antigüedades Calchaquí” a partir de estas obras se comenzó a conocer sobre la vida de los antiguos habitantes. Durante la presidencia de Manuel Quintana, asume como Ministro del Interior. El 10 de Noviembre de 1904, fallece a los 41 años. Sus restos fueron sepultados en Buenos Aires.
Maestro Pedro Ignacio Galarza

Maestro Pedro Ignacio Galarza

Nació en Catamarca en 1909, perteneció a una generación cuya vocación por la ciencia no estaba determinada por los diplomas profesionales, sino por una genuina curiosidad intelectual y el amor por el pasado terruñero. Esta circunstancia explica de alguna forma porque sus alumnos, como los sacerdotes Antonio Larrouy, Luis Córdoba y Ramón Rosa Olmos, o abogados como Alfonso de la Vega y Julio César Rodríguez, y agrónomos como Cornelio Sánchez Oviedo, consagraron el tiempo que les dejaba su quehacer profesional específico para realizar importantes investigaciones sobre la historia provincial. Galarza fue principalmente un maestro normal que hizo de la docencia una motivación vivencial. A él se le debe la creación de la escuela de comercio. Fue ferviente admirador del Martín Fierro, obra que defendía fervientemente. A comienzos de la década del cincuenta comenzó una pesquisa en el archivo de la provincia, donde entre muchos papeles encontró un legajo relativo al pronunciamiento de Urquiza. Estos datos apropiadamente seleccionados le sirvieron como base a dos monografías suyas: “Catamarca y el Pronunciamiento de Urquiza” y “Catamarca después de Caseros”, que fueron publicadas más tarde en el boletín de la Junta de Estudios Históricos. Luego de eso escribió numerosos trabajos y asistió a diversos congresos y jornadas historiográficas. Además, fue subsecretario de Educación y Cultura y ministro de Gobierno durante la gestión del gobernador Guillermo Ramón Brizuela. Vivió sus últimos años en la provincia de Salta, en donde murió la tarde del 1° de Marzo de 2003.
Dr. Marcelo Llarull Raiden

Dr. Marcelo Llarull Raiden

Hombre de destacada trayectoria en el campo académico a nivel internacional A los 4 años comenzó el 1º grado en la Escuela Belgrano como oyente, y fue el mejor alumno. A los 15 años terminó el nivel Secundario en la Escuela “Jorge Newbery”; posteriormente se licenció en Matemáticas en el IMAF (Instituto de Matemáticas, Astronomía y Física de la Universidad Nacional de Córdoba), donde solemnemente fue congratulado con Medalla de Oro, por su promedio, su vocación y brillantez. Además, que a los 22 años Marcelo ya era docente en la Universidad Nacional de Córdoba y a los 23, se trasladó a la Universidad de Nueva York después de cinco propuestas de becas de universidades de ese país para perfeccionarse en la “Universidad Estatal en Stony Brook”, donde se posgraduó en Ciencias Matemáticas y eligió quedarse por los ofrecimientos que tenía de trabajar para investigar. En poco tiempo, el joven catamarqueño logró luego un Master en Arte; un Doctorado en Matemáticas, 1987; ! y luego el Doctorado en Filosofía, 1988, en la Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook, “título que requiere de facultades intelectuales mayúsculas”, señala el proyecto. ; Asimismo, se menciona que Marcelo creó el “The Theorem by Llarull” (el Teorema de la Esfera) que se discute y estudia en las universidades estadounidenses, europeas y brasileñas, y que se aplica en la teoría de los juegos, los colores, las figuras geométricas y en las más simples cuestiones cotidianas. Sus antecedentes laborales dan cuenta que se desempeñó como Profesor de Matemática en la Universidad de William Paterson (desde el 2001 hasta su fallecimiento); Profesor Asociado de Matemáticas (1997 – 2001) en la Universidad de William Paterson; Visitante en Investigación (1997) en el Instituto de Matemática Pura y Aplicada; Profesor Asistente en Matemática (1990 – 1997) en la Universidad de William Paterson; Instructor “Hans Rademacher” (1998 – 1990) en la Universidad de Pensylvania, donde un aula lleva su nombre; Ayudante de Enseñanza (1982 – 1988) en la Universidad Estatal de New York en Stony Brook. En el Departamento de Matemáticas de la Universidad, dictó cursos tales como Algebra Preparatoria, Matemáticas Contemporánea, Algebra Lineal, Historia de la Matemática; Algebra Elemental y sus aplicaciones, Algebra Universitaria, Matemática Finita, Cálculo I, II y III, Lógica y Metodología de Alta Matemática, Cálculo Avanzado, Ecuación Diferencial, o Matemático en Biología, Análisis Complejo, Análisis Verdadero, Instructor en Topología, etc. Dictó conferencias en Francia, Italia, Brasil y Holanda (donde le ofrecieron quedarse como investigador). También, que Marcelo hablaba siete idiomas y era miembro activo de la Academia Nacional de Ciencias (New York); y elegido como máximo integrante de la fraternidad “Sociedad Nacional de Matemáticas”. Marcelo Llarull Radien fallecido a los 47 años, en Nueva York, a causa de un síndrome genético en el sistema nervioso central
Padre  Gerardo Mario  Denett

Padre Gerardo Mario Denett

Su labor pastoral en el seno de la Iglesia de Catamarca es muy amplia. El servicio de mayor envergadura, lo ejerció a la muerte de Mons. Pedro Alfonso Torres Farías, siendo elegido por el Colegio de Consultores como Administrador de la Diócesis hasta la designación del nuevo obispo, en ese entonces Mons. Elmer Osmar Miani. Estuvo en el interior de la Diócesis catamarqueña, siendo párroco de la comunidad de Nuestra Señora del Rosario, en el departamento Paclín. Además, fue rector del Santuario y Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, y regenteó el Seminario Diocesano de Catamarca, aportando a la formación de los futuros sacerdotes. Su tarea con los jóvenes fue incansable, a través de los campamentos juveniles. Su última tarea fue en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, oficio que desempeñaba desde el 29 de agosto de 1993 Falleció el 5 de Marzo de 2013.
Prof. Federico Raúl Argerich

Prof. Federico Raúl Argerich

Docente e investigador que se destacó por recopilar datos y documentos sobre el pasado Catamarqueño. Nació el 4 de Mayo de 1918 . Escribió gran cantidad de libros, se destaca: "El Problema Regional de Catamarca", "Catamarca mira hacia el Pacífico 30 años después", "Contribuciones al conocimiento científico de Catamarca", "Catamarca en el Mercosur", entre otras. En el año 1967, fue el principal impulsor de la mayor fiesta folklórica de los Catamarqueños. Se desempeño como Director de Cultura, Director de Turismo de la Provincia, Director de Turismo del NOA y como Subsecretario y Secretario de Estado y Planificación de la Provincia. Falleció en el año 2010.
Prof. Anita Rosa "Pola" Martinena

Prof. Anita Rosa "Pola" Martinena

Catamarqueña por adopción, nació en Santiago del Estero un 26 de julio, a mediados de la década del treinta. Intérprete de violín, integró la Orquesta Sinfónica que dirigió el Maestro Juan Bellavía en la década del ’50. Fue Reina de los Estudiantes catamarqueños en el año 1952. Maestra Normal Nacional y se desempeñó como Jefa del Cuerpo de Taquígrafos de la Cámara de Senadores. Ocupó la Secretaría de la primera Escuela Superior de Turismo de Catamarca, obtuvo el título de Profesora de Filosofía y Ciencias de la Educación en el Instituto del Profesorado Secundario Al haber sido una de las principales voces femeninas de la recordada LW7, se la designó animadora oficial de la Primera Fiesta Nacional del Poncho en el año 1967, participando en numerosas ediciones posteriores. Socia activa de instituciones de servicio, como la Rueda de la Amistad y socia fundadora del Rotary Club Catamarca Catedral, presidiendo en diferentes períodos ambas entidades. En representación de Catamarca fue elegida Segunda Reina Nacional de la Tercera Edad. Desde su cargo de jefa del Departamento de Promoción y Difusión Cultural, fue la cara visible de la Dirección Provincial de Cultura. Por su dedicación y trayectoria radial, recibió numerosos premios y distinciones provinciales y nacionales. Desde hace más de una década y por cuarto período consecutivo, ejerce la presidencia de la Asociación Provincial de Jubilados y Pensionados Fray Mamerto Esquiú.
Dra. María Elisa Tula

Dra. María Elisa Tula

Dra. María Elisa Tula. se destacó por su solidaridad, trayectoria y obras desarrolladas en el campo de la cultura, la política, y sobre todo por llevar el estandarte y la sabiduría para impartir justicia teniendo como principios generales la defensa de los derechos sostenidos por nuestra Constitución Nacional y por nuestra Carta Orgánica Municipal. Fue la primera Jueza mujer especializadas en Derecho Laboral de la Argentina. Ocupó cargos en Fiscal en lo Civil, Comercial y Penal; Juez de Primera Instancia del Trabajo y Juez de Cámara Penal en el Poder Judicial de Catamarca. Ejerció la docencia en establecimientos de nivel medio como Profesora de Historia e Instrucción Cívica de los colegios Del Carmen y San José, Nuestra Señora del Huerto, Escuela “Jorge Newbery” y Liceo de Señoritas. Tuvo participación activa como Vicedirectora de Cáritas Diocesana y es actualmente Presidenta ad-honorem del hogar “Pan de los pobres de San Antonio”. Participó de la función pública como integrante del Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Subsecretaría de Familia y la Dirección de Adultos Mayores, y es socia del Círculo de Legisladores de la Provincia

 

La historia de Catamarca, como toda la historia Universal, está marcada por la participación del hombre como protagonista de todos los aspectos políticos, económicos, culturales y sociales, omitiendo la participación de la mujer en los acontecimientos del pasado, como si la historia consistiera en la experiencia masculina únicamente. Esto se debe a que los enfoques teóricos con que se ha analizado la historia siempre fueron desde una mirada sesgada, androcéntrica, dejando una gran parte de la sociedad sin estudiar.

Incluir a las mujeres a la reflexión histórica, desde el género, lleva a una mejor comprensión de procesos y fenómenos sociales, como por ejemplo, los mecanismo de funcionamiento del mercado de trabajo, la organización de los procesos de producción, los modos de calificar ciertos trabajos, la política sindical o las políticas estatales con relación a la necesidad de mano de obra y a la familia. Considerar la conceptualización del género como una relación socio-cultural, permite observar los vínculos entre éste y otras relaciones culturales bajo una nueva perspectiva.

Por ello consideramos incluir a las mujeres en la historia de Catamarca, por su valiosa participación y aporte a la cultura y a todos los aspectos en los que desarrollaron una brillante actuación para ser estudiada y analizada a partir de su rol como protagonistas en los momentos relevantes de la Historia Catamarqueña.

 

 

FUENTES CONSULTADAS:

 

• OLMOS, Ramón Rosa, CORNEJO Atilio; SÁNCHEZ DE BUSTAMANTE, Teófilo. Historias de las Provincias y sus pueblos” segunda sección. Ed. El Ateneo, Ed. Bs. As. 1957.
• ALLENDE, Andrés, ROMAY, Francisco y Otros - Historia Argentina Contemporánea 1862 - 1930. Historia de las Provincias y sus pueblos. Primera sección. Ed. El Ateneo. Año 1967.
• ROMERO, Luís José. Breve Historia de la Argentina. Ed. Crea S.A.. Buenos Aires Argentina. 1979.
• IBAÑES COMELLI, José. Historia 2. Ed. Troquel. 1980.
• BRIZUELA DEL MORAL, Félix. A. Historia de la organización territorial de Catamarca (SIGLOS XVI, XVII, XVIII, XIX y XX). Ed. Universidad Nacional de Catamarca. 1988.
• LEVENE, Ricardo. Lecciones de Historia Argentina. Tomo 1. Ed. Corregidor. 1992.
• OLMOS, Rosa Ramón. Historia de Catamarca. Ed. La Unión Catamarca. 1992.
• BAZÁN, Raúl Armando. Historia de Catamarca. Ed. Plus Ultra. Buenos Aires. 1996.
• LARROUY, Antonio; SORIA, Manuel. Autonomía de Catamarca. Homenaje en su primer centenario 1821-1921. Ed. Sarquis. 2004.
• MOLINA, Raúl Arnaldo. Catamarca. Cinco Siglo de Historia y de Cultura. Ed. Color 2007.

Copyright © 2019, ATLAS CATAMARCA. All Rights Reserved.