San Fernando del Valle de Catamarca

Dirección Provincial de Planificación.                                           Equipo IDECAT, Infraestructura de Datos Espaciales Catamarca.

Organización Social

Visto: 8027

organización social

 

América Latina en general ha sido un gran laboratorio social para la mezcla de razas. Las razas históricas, que ya no existen, se distinguen entre sí, más que por la simple coloración de la piel o la estatura, por los modos de ser y sentir diferentes.

En la Argentina hispánica la sociedad ha sido formada especialmente por tres elementos primordiales: los grupos indígenas, los negros y la raza blanca europea.

Las tres razas que se mezclaron en el Plata se fusionaron tanto en su cultura como en su civilización, pero en el Plata, la parte principal de la población ha sido europea.

No llegaron a América Hispana los señores de la aristocracia española, en cambio vinieron los segundones, hijos de la pequeña nobleza, gente pobre, pero de espíritu emprendedor, relegados a una posición económica inferior como consecuencia de los derechos creados por el mayorazgo a favor de los primogénito.

Las leyes exigían numerosos requisitos, como la licencia para poder pasar a Indias, y establecían prohibiciones por razón de procedencia, religión y raza.

Estas prohibiciones que eran para impedir la entrada de moros, judíos, gitanos y extranjeros, no se cumplieron en parte alguna y especialmente en nuestro territorio.

La colonización española fue eminentemente popular.

En América no existió una aristocracia de sangre o de títulos, aunque después vinieron algunos de esa aristocracia para ocupar las posiciones más elevadas y en ciertos casos se crearon señoríos con jurisdicción. Pero pronto se formó en Indias una alta clase social con los españoles europeos y los descendientes descubridores, conquistadores, adelantados y colonizadores, que eran encomenderos, rango este último de carácter económico y jurídico, siendo una condición fundamental para ser reconocido como vecino en los primeros tiempos.

Los reyes honraban a los descubridores, pacificadores y sus descendientes, reconociéndolos como hijos de solar conocido y para los oficios de gobierno, justicia, real hacienda y encomiendas de indios debían nombrarse personas “beneméritas”, “idóneas, temerosas y celosas del servicio de Dios nuestro Señor y bien de la cosa pública, limpia y rectas y de buenas costumbres”.

España permitió el matrimonio de los españoles establecidos en América, con los naturales del país y desde los primeros tiempos se verificaron estas alianzas.

Los negros en menor medida, también influyeron en la constitución étnica de las poblaciones en América. Predominaron sobre todo en Buenos Aires y Córdoba, y su influencia fue grande, en el sentido moral, pues los negros esclavos desempeñaron un importante papel en la vida del hogar, cuidando y conteniendo a niños y jóvenes, hijos de la alta sociedad. Oriundos de África, venían importados en carácter de esclavos, para sustituir a los indios que caían en la dura labora la que habían sido sometidos.

La fusión de las razas, determinó el advenimiento de los “nacidos en la tierra”, criollos, mestizo, mulatos, etc., que formaron pronto la inmensa mayoría.

 

Copyright © 2019, ATLAS CATAMARCA. All Rights Reserved.